Boletus erythropus Pers.

Su carne, al corte, es amarilla pero se oxida rápidamente dando un color azul intenso. Debemos tener precaución con los boletos que azulean al corte ya que algunos son tóxicos.
Paco Figueroa